Consumo de tabaco: cómo afecta este hábito a la salud física y mental

//Consumo de tabaco: cómo afecta este hábito a la salud física y mental

A pesar de la mucha información que existe sobre lo perjudicial que resulta fumar, siguen siendo muchas las personas que mantienen este hábito y no logran deshacerse de el. Sin embargo, y aunque la mayoría de las veces no se tenga en cuenta, el tabaco afecta tanto a nivel físico como a nivel emocional. Las consecuencias en ambos campos son muy negativas, ya que la salud mental y la física van de la mano.  

Salud mental y tabaco: nociva combinación

Podemos decir que existen dos tipos de fumadores: los sociales y los emocionales. Los primeros, son aquellos que necesitan consumir tabaco por hábito social, fuman por las necesidades sociales que se les presentan, no porque tengan dependencia a las sustancias del tabaco. 

Por otro lado, los fumadores emocionales son quienes tienen la necesidad de fumar porque les calma la ansiedad, la tristeza, los nervios o el aburrimiento. Esto se traduce en que están cubriendo una carencia emocional cuando llevan a cabo este hábito; ocultan una emoción que es importante averiguar para poder trabajarla y que esa dependencia a la nicotina desaparezca.

Existen investigaciones en las que se han estudiado la relación entre el estrés y el tabaquismo, y estas arrojan datos que concluyen que fumar no reduce el estrés como muchos fumadores afirman sino, todo lo contrario: fumar aumenta la tensión y la ansiedad. La relajación que dicen los fumadores que les proporciona el tabaco es temporal ya que rápidamente vuelven a aparecer los síntomas de abstinencia y malestar.

Por otro lado, las personas que sufren depresión tienen más dificultades a la hora de dejar de fumar, y tienen síntomas de abstinencia más graves que los fumadores no depresivos. La dopamina, que es la sustancia que se encarga de liberar emociones, sensaciones y sentimientos positivos, es suspendida cuando se fuma. 

Dejar de fumar con hipnosis es posible

El proceso de dejar de fumar es fácil para algunas personas, pero, para otras, es un poco más complejo. En el preciso instante en que una persona decide dejar de fumar se produce un cambio de conducta y se activa un proceso individual de varias etapas que se llevará a cabo a lo largo de un tiempo. 

Este proceso no es lineal, y puede haber avances y retrocesos, pero lo importante es seguir y tener claro el objetivo: dejar de fumar. 

En el campo de la psicología se han desarrollado varias técnicas, englobadas dentro del campo cognitivo – conductual, que ayudan a las personas a ir reduciendo poco a poco el consumo de tabaco como, por ejemplo: cambiar de marca de tabaco, de la habitual a las que contengan menos nicotina; reducir progresivamente su consumo; ejercicios cognitivos… 

Sin embargo, en el Instituto de Hipnosis y Psicología llevamos a cabo un innovador tratamiento para dejar de fumar con una sesión única: la hipnosis. El método “TUS” (Terapia de Única Sesión), consiste en un conjunto de 5 técnicas sugestivas/aversivas exclusivas para que la persona pueda dejar de fumar en una sola sesión. 

Con este tipo de tratamiento ayudamos a todas aquellas personas que quieran dejar de fumar, con técnicas y herramientas que envían órdenes al cerebro que le ayudan a no tener recaídas. 

Si quiere que le ayudemos a dejar de lado este hábito que tan perjudicial es para la salud física y emocional, en nuestro Instituto de Hipnosis y Psicología le ayudamos a deshacerse de este y le daremos las herramientas a su cerebro para que empiece a vivir más libre, sin depender de ninguna sustancia que le haga creer que se siente mejor. 

Integra. Resuelve. Avanza

Otros enlaces de interés del Instituto de Hipnosis y Psicología

Fuentes. Bibliografía y webgrafía:

Psicólogo Barcelona 

Ministerio de Sanidad 

Cómo afecta el tabaco al cuerpo

Efectos negativos del tabaco para la salud física y mental 

El tabaquismo y sus efectos psicológicos sobre nuestra salud mental

Por | 2022-07-29T09:29:26+00:00 julio 29th, 2022|Blog|Comentarios desactivados en Consumo de tabaco: cómo afecta este hábito a la salud física y mental