Adicción a internet en adolescentes

//Adicción a internet en adolescentes

Actualmente, parece difícil imaginar el día a día sin pantallas. Todos estamos habituados al uso de Internet dado que, gracias a él, podemos estar en contacto con el mundo y encontrar una fuente de entretenimiento constante.

Es evidente la cantidad de facilidades que nos aporta de forma que, a cualquier persona le sería difícil imaginar su vida sin este recurso. Es cierto que, las tecnologías pueden ser muy útiles, sin embargo, en ocasiones, puede resultar difícil controlar el tiempo que pasamos anclados a una pantalla dado que, el límite entre un uso adaptativo y uno irregular es muy difuso. 

¿Nos afecta por igual?

Mayoritariamente, la población joven y adolescente es la que más tiempo invierte en Internet dado que, les sirve para estar en contacto con sus amistades y conocer diversos planes y actividades. Asimismo, en Internet encuentran enlaces a juegos y redes sociales que les sirven para hacer frente al aburrimiento y encontrar una vía de diversión y escape en multitud de ocasiones. 

Está bien que los adolescentes puedan pasar parte de su tiempo libre usando Internet dado que, es normal que deseen estar conectados con el mundo que les rodea. Sin embargo, es importante ser conscientes del tiempo que estos invierten inmersos en una pantalla dado que, en ocasiones es fácil descontrolar su uso. Es fundamental que estos aprendan a diversificar su tiempo libre y al igual, que, con cualquier otro tipo de actividad, utilicen los dispositivos como un hobbie al que recurrir un rato al día. Los padres y madres en muchas ocasiones, para facilitar la convivencia, solemos ser más permisivos con el uso de estos dispositivos ya que, ayuda a entretener a nuestros hijos e hijas y también nos facilita tener momentos de tranquilidad. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el uso excesivo de Internet puede ser un factor de riesgo importante para el desarrollo de nuestros hijos e hijas.

A tener en cuenta

Los datos apuntan a que, actualmente, el porcentaje de adolescentes que hacen un uso excesivo de Internet es del 10%, dato que ha aumentado considerablemente en los últimos años y continúa haciéndolo. Por lo que hay que tener especial cuidado con el uso inadecuado de estos dispositivos con acceso a Internet ya que, las consecuencias pueden ser muy perjudiciales para la salud. 

Es importante hacer una distinción entre lo que supone un uso inadecuado de Internet y una adicción. Cuando se hace referencia al término “adicción” estamos hablando de cuando una persona no es capaz de llevar una vida diaria con normalidad debido al descontrol que le supone el uso excesivo de las pantallas. Realmente puede ser bastante difícil diferenciar cuando una adicción está presente. Algunas de las señales que pueden ayudarnos a detectarla es la aparición de ira y agresividad cuando por determinadas circunstancias estas personas no pueden hacer uso de estos dispositivos. En algunos casos, se observa como la mayoría de las actividades que la persona solía realizar (salidas con amigos, planes en familia, deporte…) se ven interrumpidas dado que, se prioriza el tiempo en actividades con pantallas.

Otra señal haría referencia al aumento progresivo del tiempo que la persona está en frente de una pantalla ya que, como con cualquier adicción, cada vez necesitan pasar más y más tiempo para satisfacer sus necesidades. En definitiva, pasar demasiado tiempo delante de una pantalla puede acabar afectando a nivel físico, psíquico y social, lo que puede ser realmente grave en edades tan tempranas. 

Veamos las primeras consecuencias de un uso indebido de Internet:

  • Aislamiento
  • Abandono de otras actividades y hobbies
  • Distanciamiento de los amigos y la familia
  • Aparición y desarrollo de síntomas de ansiedad y depresión
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Ira y agresividad si no puede acceder a Internet 
  • Dificultades para dormir 

Si como padres, observáis que alguna de las señales anteriormente expuestas parecen estar presente en vuestros hijos e hijas, os recomendamos una serie de pautas.

Pautas que pueden ayudaros a mejorar esta situación:

  1. Disminuir de forma progresiva el tiempo con Internet

Se recomienda establecer unos límites sanos del uso de Internet, pero siempre de forma progresiva y estructurada. Por ejemplo, si el/la menor suele estar 4-5 horas al día delante de la pantalla, su uso no debe verse interrumpido de golpe. De manera que, al principio, se recomienda que la reducción de este tiempo sea menor y a medida que se observen progresos y mejoras, su disminución siga aumentando. Hay que recordar que, en los tiempos actuales, es prácticamente imposible privar completamente a un/una adolescente de Internet por lo que, el objetivo es establecer un horario de uso apropiado y adaptado, no eliminarlo por completo.

2. Usar los dispositivos en una zona común del hogar

Se recomienda que el/la menor haga uso de las pantallas en un sitio familiar, es decir, cualquier zona común del hogar para evitar que estén en su habitación encerrados. De esta forma, será más fácil para los padres saber el tiempo que invierten sus hijos e hijas en Internet y, por lo tanto, más fácil controlarlo. 

3. Establecer horarios concretos para el acceso a Internet 

Intenta consensuar con tu hijo/a un horario concreto para hacer uso de Internet. Es fundamental que los dispositivos sean empleados en un horario adecuado y con una duración determinada. Se recomienda principalmente que los/las jóvenes no hagan uso estas tecnologías a horas tardías dado que, esto podría alterar el ritmo normal de sueño. Asimismo, se recomienda apagar móviles y tablets cuando se vaya a ir a dormir.

4. Planear salidas en familia para distraer al/a la menor

Es fundamental facilitar al/a la menor una serie de alternativas que pueda realizar para ocupar el tiempo que empleaba con Internet. Como familia, se recomienda organizar planes que ayuden a tener la mente del/de la menor distraída. Una buena idea, podría ser preguntarles directamente qué actividad les apetece realizar y llevar a cabo planes que le interesen y motiven.

5. Ayudarle en la gestión de sus emociones 

Muchas veces Internet se emplea como una vía de escape para emociones desagradables, por tanto, como padres es fundamental interesarnos por el estado anímico de nuestro/a hijo/a e intentar ayudarle en la medida de lo posible. En la adolescencia, puede resultar complicado que nuestros hijos/as compartan con los padres cómo se sienten por lo que, el simple hecho de mostrarnos disponibles y expresar que estamos ahí para ayudarles puede ser muy útil. 

 

Esperamos que estos consejos puedan serte de gran ayuda. Si te resulta muy difícil, recuerda que siempre puedes contar con la ayuda de un profesional de la psicología para que pueda estudiar en profundidad aquello que está ocurriendo y trabajarlo en consulta. 

 

Recuerda, estamos aquí para ayudarte

 

 

Isabel Fuentes Coco
Psicóloga Sanitaria

Nº Col AN11266

 

Otras entradas de interés del Instituto de Hipnosis y Psicología

Fuentes. Bibliografía y webgrafía

https://eldiariodelaeducacion.com/2020/07/06/adicion-a-internet-en-ninos-y-adolescentes-consecuencias-de-una-vida-entre-pantallas/

https://www.areahumana.es/adiccion-a-internet/

https://www.doctologia.es/psicologia/evitar-ciberadiccion-jovenes/

https://www.rehably.es/adicciones/adiccion-internet

Por | 2022-07-19T13:11:11+00:00 julio 15th, 2022|Blog|Comentarios desactivados en Adicción a internet en adolescentes